La caries y el azúcar

La caries dental es una de las enfermedades de origen infeccioso de mayor prevalencia en el hombre y uno de los principales problemas de salud pública a nivel mundial.

Se trata de una enfermedad en la cual los tejidos duros del diente son modificados y eventualmente disueltos, existiendo un proceso de destrucción localizada de los mismos por la acción de las bacterias implicadas.

La formación de la caries empieza en forma de pequeñas áreas de desmineralización en la sub-superficie del esmalte, pudiendo progresar a través de la dentina y llegar hasta la pulpa dental.

La etiología de la caries es multifactorial, si bien hay tres factores esenciales que la originan: huésped, microorganismos y dieta.

El riesgo de la caries dental se deberá a factores de riesgo sociodemográficos, de comportamiento, físico-ambientales y biológicos.

EL CONSUMO DE AZÚCAR

Son muchos los estudios epidemiológicos que correlacionan consumir azúcar con la prevalencia de caries y en los que se demuestra una clara asociación entre frecuencia de consumo, la ingesta entre comidas y el desarrollo de la caries dental.

Se estima que el problema de la caries afecta al 60-90% de la población infantil en edad escolar y casi al 90% de los adultos en todo el mundo; unas cifras, evidentemente, demasiado elevadas.

En España, más del 90% de la población ha sufrido caries alguna vez.

El azúcar es la principal causa de caries dental.

Pese a ello, también existen otros factores que deben tenerse en cuenta, como la aplicación de flúor y la eliminación de placa.

Los productos que contienen azúcar facilitan la erosión y el desgaste del esmalte, de forma que las bacterias causantes de la caries tendrán una mayor facilidad para tratar de atacar al diente, siendo ésta la clara relación entre el dulce y la caries.

La dieta es importante tanto para la salud general como para la salud oral.

Si no se sigue una dieta adecuada, es más probable que desarrollemos caries dental y enfermedades de las encías.

Esto es aplicable a cualquier etapa de la vida.

En el caso de los niños es fundamental para la adquisición de unos correctos hábitos alimentarios.

Además, factores socioeconómicos e incluso la obesidad son señalados como factores de riesgo para el desarrollo de caries dental.

Por otra parte, son varias las características de los alimentos que pueden influir en el potencial cariogénico de estos, como por ejemplo la concentración de sacarosa y la consistencia de la dieta.

Los alimentos más cariogénicos son aquellos ricos en azúcar y de textura pegajosa o viscosa, que tienen mayor facilidad para engancharse a los dientes y permanecer un mayor tiempo en el interior de la boca.

ALIMENTOS RICOS EN AZÚCAR

  • Bollería industrial.
  • Golosinas y caramelos.
  • Chocolates y bombones con leche.
  • Pastelería.
  • Cereales de desayuno azucarados.
  • Barritas deportivas que contengan azúcar y/o miel.
  • Néctares industriales.
  • Lácteos azucarados.
  • Refrescos azucarados.

CÓMO PREVENIR LA CARIES

  • Evitar comer entre horas.
  • Cepillar los dientes con dentífrico fluorado al menos 2 veces al día.
  • Cepillar bien los dientes para eliminar eficazmente la placa bacteriana.
  • Asegurarse de llegar a los lugares de difícil acceso de la boca (zonas posteriores y entre los dientes).
  • Cepillado dental de por lo menos 2 minutos.
  • Acudir a revisión con tu dentista 2 veces al año.

CONSIDERACIONES FINALES

No se puede evitar la caries por completo, pero sí podemos reducir las posibilidades de padecerla mediante un cuidado oral adecuado y pequeños cambios en la dieta.

Reducir el consumo de azúcar y el número de ingestas, será de gran ayuda para cumplir este objetivo.

Doctora Ana López Giménez

Dra. Ana López Giménez

ODONTÓLOGA
Núm. Colegiado: 5.360

Clínica López Giménez / Fundació Nen Déu

Pida su cita online

Cumplimente este sencillo formulario para solicitar cita con su especialista.
Indíquenos en qué fecha y hora desea que le atendamos y tan pronto como podamos contestaremos a su solicitud.

Pedir cita online
2017-11-13T15:26:42+00:00