Causas y tratamientos para la hipersensibilidad dentinaria

Más del 30% de los pacientes adultos han presentado hipersensibilidad dentinaria en algún momento de sus vidas.

Para algunos de ellos, esta hipersensibilidad puede representar un problema de poca importancia, pero para muchos otros el grado de incomodidad y la angustia emocional provocada puede ser abrumadora.

Además, las molestias ocasionadas por la hipersensibilidad dentinaria nos llevan a modificar nuestro carácter, cambiar nuestra dieta y cepillarnos inadecuadamente.

Todo ello, puede implicar que al no tener una buena higiene oral se puedan producir más caries, inflamaciones gingivales y problemas periodontales.

Zumos de fruta

¿QUÉ ES LA HIPERSENSIBIDAD DENTINARIA?

Es una reacción exagerada dolorosa ante un estímulo sensitivo banal. El dolor dental puede ser de moderado a intenso y está provocado por estímulos orales habituales, bien localizado por el paciente y que cede al cesar el estímulo.

¿POR QUÉ APARECE LA HIPERSENSIBILIDAD?

Su aparición es debida a una pérdida del esmalte o cemento radicular conllevando a una exposición de la dentina. Se produce entonces una apertura de los túbulos dentinarios al medio oral.

POSIBLES CAUSAS

Existen múltiples causas que pueden dar lugar a una hipersensibilidad dentinaria y por ello a una exposición al medio oral de los túbulos dentinarios.

Las más frecuentes son el realizar un mal cepillado dental dejando bacterias en la zona sensible o incluso realizar un cepillado dental con excesiva fuerza e intensidad.

El consumo excesivo de bebidas y comidas ácidas también puede ser otro factor a tener en cuenta, ya que el ingerir en exceso zumos cítricos, zumos muy fríos, bebidas carbónicas, yogures, vino blanco o vino tinto… puede dar lugar a la pérdida del esmalte.

Otras causas a tener presentes son los malos hábitos o movimientos del sistema masticatorio que no tienen un sentido útil, como apretar mucho los dientes, comer pipas, cortar hilos al coser, morder las uñas, etc.

¿CUÁL ES EL PROCEDIMIENTO?

Normalmente el paciente que presenta hipersensibilidad dentinaria, suele cursar con un dolor exagerado ante un estímulo sensitivo leve. La duración del dolor suele estar limitada en el tiempo que dura el estímulo.

Existe una perfecta localización del diente y de la zona dolorosa del diente; es decir, el paciente sabe localizar con el dedo el lugar exacto de la molestia.

Además, el paciente notará que presenta hipersensibilidad en el cepillado; en comidas ácidas, frías y dulces; al tocarse el cuello del diente, etc.

La disminución de la sintomatología sucederá con el tiempo (suele ceder en 45 días).

¿CÓMO DEBEMOS TRATAR LA HIPERSENSIBILIDAD?

Siempre deberemos valorar la intensidad del dolor según el paciente, las veces que se presenta el dolor al día y la evolución del dolor y su tendencia natural de curación.

Los tratamientos que existen son:

1. Tratamiento preventivo:

Consejos para evitar su aparición y cronificación.

Este tipo de tratamiento es el más importante ya que evita las causas que producen la exposición de la dentina y la apertura de los túbulos al medio oral.

Mejora la eficacia del tratamiento ambulatorio y permite que se produzca el sellado natural de los túbulos por la saliva, lo que ayuda en la no cronificación del proceso y su verdadera cura.  

Consiste principalmente en dar un consejo dietético adecuado al paciente; es decir, aconsejar que elimine de su dieta el consumo de bebidas y alimentos ácidos teniendo en cuenta aquellos que no identifica como ácidos.

Es importante también aconsejar que el paciente elimine la exposición de medicamentos ácidos como el ácido acetilsalicílico y prevenir la presencia de ácido en la boca.

Otro de los factores a tener en cuenta son las instrucciones de higiene oral. Se ha de utilizar un cepillo adecuado de consistencia media (ni duro ni blando), una pasta dentífrica no abrasiva y 30 minutos después de la ingesta.

2. Tratamiento ambulatorio:

Consiste en un tratamiento donde el paciente puede aplicar en casa unos productos que principalmente contienen flúor y derivados del potasio (nitrato potásico, compuestos de fosfato cálcico, cloruro potásico…).

Se comercializan en geles, dentífricos, soluciones, sprays y colutorios; y el paciente deberá enjuagarse, colocarse el gel o spray después de cada cepillado intentando no comer ni beber durante 30 minutos. Como mínimo deberá realizar el tratamiento durante 3 semanas.

3. Tratamiento en clínica:

Consiste en un tratamiento donde se requiere que los productos se apliquen por parte del profesional dental.

En este caso los barnices, lacas, geles, etc. suelen contener componentes de flúor, fluoruro de sodio, fosfato cálcico, glutaraldehído, entre otros, y a concentraciones más elevadas que en los tratamientos ambulatorios.

Un tratamiento, en clínica, donde se puede utilizar también el láser como método transitorio para eliminar la sensibilidad dentinaria; e incluso podemos utilizar resinas adhesivas que creen una capa selladora para cerrar esos túbulos dentinarios.

Dra. Beatriz Acacio

Dra. Beatriz Acacio Vidal

ODONTÓLOGA
Núm. Colegiado: 5.411

Clínica López Giménez

Pida su cita online

Cumplimente este sencillo formulario para solicitar cita con su especialista.
Indíquenos en qué fecha y hora desea que le atendamos y tan pronto como podamos contestaremos a su solicitud.

Pedir cita online
2017-08-08T14:53:48+00:00